El naranja: el color subestimado

Read this article in English

Como ya me habéis leído, no todos los colores me gustan por igual, como a todos, hay colores que me gustan más y otros algo menos, porque hay colores con los que nos identificamos de una manera más clara, y otros con los que no nos vemos. La moda por ejemplo, tiene bastante responsabilidad en esto. Siempre nos gustarán más los colores que nos sientan mejor, aquellos que nos hacen más alegres, con los que nuestros amigos nos dicen “que guapos estáis hoy”… Pero, como sabéis son solo opiniones. Seguro que habéis oído más de una vez “para gustos los colores” y esto es lo importante: saber separar lo que es gusto para uno mismo y gusto del diseño.

Como hemos hablado en numerosas ocasiones, cuando estamos diseñando, hemos de dejar nuestro gusto a un lado y diseñar con cabeza, sabiendo qué estamos diseñando y para quién lo estamos diseñando.

Por eso hoy, voy a hablar del color que menos me gusta, el que no uso para casi nada en mi día a día, con el que no me siento representada, pero que sin embargo uso, cuando es necesario, en mis diseños (y ahora veréis por qué): el naranja.

tulipanes-naranja-holanda

Un color subestimado

Quizá es por su estado entre el rojo y el amarillo, lo que lo hace uno de los colores que menos gusta. Los colores intermedios, parecen más inestables. Creemos que son el resultado de “ensuciar” los colores más estables, pero lo que muchos desconocemos es que es esa posición media la que representa el verdadero carácter de un sentimiento.

De hecho, vemos muchos menos naranjas de los que hay realmente a nuestro alrededor. Cuando amanece o atardece decimos rojo, pero es naranja; cuando un metal está en la forja decimos que “esta al rojo vivo”, pero su color es más anaranjado. El pelo de las personas pelirrojas es naranja y aun así no los llamamos “pelinaranjas”. Hay muchos más naranjas de los que realmente apreciamos y es por esto, por lo que se infravalora el color.

pelirroja-ondas

Otra de las cuestiones por la que no suele gustar el naranja, sobre todo en occidente, es por el color de nuestra piel. Coloquialmente pensamos que nuestra piel es naranja, y los niños en el colegio la dibujan como tal, por lo que usamos muy poco el color naranja para vestir, pues si vamos de naranja, parece que vamos desnudos;). Es un color que no destaca.

No todo el mundo puede vestir de naranja, no es como cuando nos ponemos una camiseta azul, que a todos nos sienta bien. Es un color “clasista” en la moda y lo convierte en el color de lo frívolo y lo original.

vestido-naranja-moda

El color de los sabores

Antes de que en Europa se conocieran las naranjas, no existía este color. La naranja es originaria de la India y desde allí llegó a Europa. El naranjo es un árbol extraordinario puesto que puede tener a la vez flores y frutos y es por esto por lo que es representativo de la fertilidad. Desde que las novias visten de blanco, usan la flor de azahar para coronas y ramos.

naranja-color-fruta

Además es el color con más aromas y uno de los que más encontramos en las comidas: albaricoques, melocotones, salmón, langosta, langostino, zanahoria, salchichas… hasta algunos quesos. Cuando tomamos una comida de color naranja, siempre esperamos que sepa bien.

naranja-sabores-comida

El color inadecuado

Tiene su base en la experiencia: durante años se utilizó este color para los plásticos. Al comenzar la era del plástico, los fabricantes orgullosos de este nuevo material, decidieron ponerle el único color que no tenía ningún material natural: el naranja. Pero comenzaron a existir problemas, el comprador no podía escoger entre distintos colores y lo que fue aun más importante, los colorantes usados para conseguir el naranja son muy tóxicos.

Además, poco a poco se ha ido convirtiendo en el color del peligro. Las calaveras de las sustancias toxicas son naranjas, así como los chalecos de seguridad. Los presos en algunas cárceles de seguridad, van con vestimenta naranja, puesto que esta es más llamativa. Todo esto lo convierte en un color muy poco atractivo para la moda y el lujo.

El color de la diversión

El rojo y el amarillo contrastan demasiado entre sí, para que puedan asociarse a la diversión, sin embargo el naranja, que está en medio de ambos, une y armoniza. El azul es el color complementario del naranja, el color de la espiritualidad, la reflexión y la calma y por lo tanto el naranja representa las cualidades contrarias.

naranja-social-cambio

Pensad en Epi y Blas (de Barrio Sésamo, por si hay alguno despistado), ¿Cuál de los dos es el que tiene la cara naranja? Por supuesto Epi. Blas, que es el que está enfadado, es amarillo.

Si pensamos en algo naranja, todos pensaremos en cosas llamativas. El naranja asociado a la diversión y la sociabilidad, fue usado en publicidad durante mucho tiempo, para llenar la atención. Al principio se repartía mucha publicidad en octavillas naranjas o con las letras en colores anaranjados. El resultado de la gran cantidad de publicidad en este color fue que el naranja en publicidad se tomara como spam, propaganda que veíamos y recibíamos aunque no quisiéramos.

De hecho, hubo un tiempo en que las marcas dejaron de usar el color naranja, para logotipos y publicidad, porque se asociaban al spam de antaño. Hasta que ahora, se le ha vuelto a dar la imagen que debería y el color naranja vuelve a asociarse con lo distinto, lo novedoso, lo social. Vuelve a recuperar el carácter que tenia y que se exploto en exceso.

Si pensamos en marcas actuales naranjas, todas implican un cambio, una novedad, una distinción de los otros. Al igual que cuando hablábamos del verde, decíamos que era más una forma de vida, el naranja en publicidad se está convirtiendo en un sentimiento.

logotipo-naranja

Comentarios (15)

  1. Vaya, varias cosas que no sabía del naranja. En realidad nunca lo había contemplado como un color para diseñar, de pronto es porque soy de una región en la que predominan el azul y el verde, pero, teniendo en cuenta que mi favorito es el azul, seguramente opte por el naranja como segunda opción para equilibrar mis diseños.

    Gracias por el artículo

    1. El gusto propio y la moda son muy importantes a la hora de usar los distintos colores para el diseño. Influyen las tendencias del momento. Por eso, para alejarse de estas tendencias está bien conocer un poquito más sobre la historia de los mismos!

      Muchas gracias Óscar por comentar!

  2. Exelente muchas gracias
    Nunca habia visto un punto de vista tan clarificante.
    Empece a ver de q color pintar una pared de mi galeria y con tu comentaRio
    Y en busca de obtener algo de originalidad.
    Y contra tu gusto. Voy a elegirlo no solo para lo primero Si no que tambien para las rejas de mi casa 🏡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *