El color violeta: el más extravagante

Este mes parece que estoy rebelde y voy al revés de los gustos generales del color. Cuando os comenté que el Naranja no es mi color, muchos me dijiste que si que era el vuestro y quedé en minoría. Así que “me lio la manta a la cabeza” y hoy os traigo un color que a mí me gusta mucho (pero que se, no es muy popular) para comprobar si esta vez estáis conmigo! 🙂

De cualquier manera, hago constar que poco a poco el Naranja se está abriendo u camino muy importante en nuestros diseños, puesto que lo que representa este color y las gamas que podemos conseguir son tan claras, que los gustos quedan a un lado. Tomamos la objetividad del mismo.

higos-violeta-lila

Hoy vamos a habar el Violeta, un color con muy pocos seguidores, en gran parte derivados de la dificultad de diferenciarlo del lila. Sin embargo la diferencia entre ellas es clara: el violeta es el resultado del rojo y el azul, y para conseguir el lila, necesitamos primero obtener el violeta y luego mezclarlo con blanco.

violeta-psicologia-color

Es el color de las cualidades opuestas, se unen lo femenino y lo masculino, la sensualidad y la espiritualidad. Es lo que para mí, lo hace distinto del resto y le da un carácter especial. No es un color de uso diario, pero cuando lo asimilas, te dan cuenta de que se le puede sacar mucho más partido del que te pensabas.

Por otra parte, desde la antigüedad es el color del poder, el color purpura (que por cierto, ha sido escogido por Pantone como color del 2014) y aunque no ha sido muy admirado en el diseño, esta cualidad lo ha hecho convertirse junto con el negro en el color del lujo y lo exclusivo.

El color purpura

Aunque es difícil que todos coincidamos en la tonalidad exacta del color púrpura, si partimos de su nacimiento el púrpura antiguo se hacía con un molusco que se pescaba en el mar Mediterráneo, del cual se extraía una segregación del mismo que es de este color.

molusco-purpura-tinte

Se llenaban calderas de moluscos que se dejaban pudrir y que luego se ponían a fuego (el hedor conocido de las ciudades tintoreras proviene de este proceso). El liquido resultante era de color amarillento, pero tras tender al sol la ropa antes sumergida en este líquido, el amarillo se transformaba en verde, luego en rojo y finalmente en púrpura.

El púrpura es perfectamente estable a la luz, puesto que es el resultado de la actuación de la misma. Por esto, en la época en la que la mayoría de los tintes descoloraban era el símbolo de la eternidad.

violeta-color-purpura

El color del poder

Para entender como el purpura se convirtió en el símbolo del poder, solo tenemos que remitirnos a la dificultad para conseguir el color. Aun hoy la casa Kremer-Pigmente produce tintes históricos y para obtener 1 gr de purpura se necesitan 10000 moluscos, costando el gramo 2000 €. Aunque en la antigüedad no era un molusco caro, se necesitaban toneladas del mismo para teñir una túnica, y no todos podían permitírselo.

Ya, desde el antiguo testamento el color purpura aparece como el color más preciado, haciendo en muchos casos referencias a premios que se daban, dejando vestir de púrpura a la clase baja. En el imperio romano solo al emperador, su esposa y su heredero se les permitía llevar el color purpura.

emperador-romano-purpura

La dificultad de la creación de este tinte lo hacía exclusivo y solo al alcance de unos pocos, lo que lo convirtió en el color del poder. Simbología que remite a la actualidad, como hemos comentado, convirtiéndolo en el color del lujo.

El color de la teología

Sin embargo, si hay un ámbito en el que el violeta es fácilmente reconocido es en el de la teología. En el acorde de la devoción, el blanco es el color de lo divino, el negro de la política y el violeta de la teología.

La única institución pública en la que los ministros visten de violeta es en la iglesia católica. Es el color de los obispos. El violeta eclesiástico tiene también sus inicios en el color puúrpura, es el color de la eternidad y la justicia.

En la novela de Alice Walker “El color pñurpura”, las flores campestres de color lila significa que Dios está en todas pastes. Además el color violeta es el color de lo divino y de la fe.

Es el color de la penitencia y la humildad. Es un color muy presente por lo tanto en la Semana Santa. Además, también está presente en la misa de difuntos puesto que el negro, color del duelo terrenal no lo puede ser de un ceremonial religioso.

morado-penitenciaFotografía de Mar Valenzuela

El más singular y extravagante

Sin embargo, cuando una persona viste de violeta, nadie piensa en la humildad y la penitencia, más bien, en todo lo contrario. Al no ser un color natural (aparece en la naturaleza para poco más que para las flores que llevan su nombre), el violeta responde a una elección consciente de un color especial. El que viste de violeta, quiere llamar la atención, distinguirse de la masa y el que lo viste sin que realmente le guste tiene la sensación de estar disfrazado.

Además, es el color de la magia. El mago más famoso de todos “Merlín” usaba este color en su túnica y la bruja archienemiga también.

En la moda, es muy usado por su originalidad. Lo que ocurre, es que al igual que con el naranja, no todos los usamos y entre ellos dan como resultado a la combinación menos convencional.

vestido-violeta-naranja

El color de los artistas

Al ser el lila el color del feminismo, es muchas veces empleado para el diseño de productos relacionados con la mujer. No es un color muy usado en el diseño y en la publicidad, principalmente por la ambigüedad que representa. Si el tono es púrpura lo podemos encontrar en logotipos relacionados con el lujo, pero si nos vamos a tonos más lilas o violetas es más complicado encontrarlo en marcas. Al llamarse el “pecado dulce”, hay una marca que lo ha hecho suyo y que todos asemejamos al violeta: Milka.

logo-publicidad-purpura

Comentarios (5)

  1. Muy atrevido el morado, nosotras estuvimos barajando usarlo para nuestro logo pero quizá resultaba demasiado obvio para el diseño de máscaras venecianas, por eso el misterio y el erotismo,y queríamos romper con esa concepción tradicional.
    Eso sí, el Pantone de este año pide a gritos que lo usemos en uno de nuestros proyectos…

  2. Desde niña amo todos los morados, violetas y púrpuras. Más de la mitad de lo que hay en mi closet es de esos colores y a veces me visto hasta 4 días seguidos de morado. Como ya todos lo saben, me regalan muchísimas cosas en esos tonos. Lo adoro de verdad y siempre ha sido así

  3. Hola Verónica, estuve buscando acerca de algunos colores y en varios días que llevo leyendo acerca de ellos tus escritos han sido los que más me han gustado. No simplemente cogiste unos datos y ya, hiciste un escrito ameno, con personalidad y con historia. Es grarto encontrar personas que escriben como tú. Muchas gracias y felicitaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *