El color negro: la contraposición de la elegancia y el fin

Siguiendo con la línea de artículos en la que hablábamos sobre los colores y como la naturaleza e historia de los mismos pueden afectar a la hora de diseñar, es el momento de tratar con un color muy ambiguo, tanto, que no todo el mundo piensa que es un color: el negro.

casa-oscura

El significado del color negro

Aunque son muchos los que lo nieguen, es un color y como tal posee un simbolismo, que no podemos extrapolar a ningún otro color. La corriente de no reconocer al negro como color proviene del impresionismo, que en sus cuadros, en los que el color es lo más importante, no existía esta tonalidad. Entendían que el blanco era la suma de todos los colores y que el negro la ausencia de todos ellos, por lo que no era un color. Sin embargo el negro es un color sin color.

A mi personalmente no me gusta para casi nada. El negro de por si entraña oscuridad y transmite algunos sentimientos negativos. Además está muy aparejado a aquello que para todos nosotros es el fin, la muerte, por lo que son muchos los que no lo tienen en alta estima. Sin embargo, como veremos a continuación, también, los sentimientos que trasmite este color han cambiado a la largo de la historia, y ahora, se encuentra en un punto en el que además de recordarnos lo finito de la vida, se transpola, hacia algo completamente distinto como es el lujo, la exclusividad y la elegancia.

vivienda-madera-negra

De hecho, el gusto de la población por este color también es muy variado. Atrae mucho más a los jóvenes que a los mayores, justamente por lo que hablábamos con anterioridad. Los jóvenes asocian el negro con la moda y el lujo, las personas mayores con la muerte.

Negro es el final

Como hemos visto, al igual que en todos los colores, hay múltiples tonalidades del negro, y la más oscura de todas ellas es el terciopelo negro. Aunque en el universo hay un color todavía más negro, relacionado con la ausencia de todo. Sin embargo, y aunque las connotaciones del color a lo largo de la historia han ido cambiando hacia el positivismo, de lo que si somos conscientes es que el negro es el final, la carne descompuesta se vuelve negra, las plantas podridas, un diente con caries… Y por lo tanto la muerte también es negra. El luto con el color negro tiene su explicación por una creencia “mágica” de que “lo semejante cura lo semejante” y que por lo tanto si vestimos de negro alejaremos a los demonios negros encargados de la muerte.

negro-vestido-luto

El negro también transmite el odio y la violencia, sobre todo cuando va acompañado del rojo, y la envidia cuando va parejo con el amarillo.
Aunque en algunos ámbitos como puede ser el artístico el color amarillo simboliza la mala suerte, en general el color de las malas sensaciones es el negro. El crack de la bolsa en 1929, fue reconocido como el “jueves negro” y fue acompañado con otros sucesos del “viernes negro”… Los supersticiosos temen a los gatos negros.

La belleza del negro: un nuevo paso en la moda

Fue a partir de la edad Media, cuando el color negro se impuso en la moda de los nobles y por lo tanto su valor fue en aumento. Con el descubrimiento de América llego también el descubrimiento de un color negro muy intenso que aun se ha traspasado al siglo XX. Incluso alrededor de 1900 las novias vestían de negro. Esto se debe en gran medida, en que en una época de escasez, un traje negro podía reconvertirse, no así uno blanco.

De hecho, en la actualidad, el negro supone la elegancia por excelencia. Se renuncia a la pompa y al deseo de llamar la atención. Esto se aprecia sobre todo, en la moda, conservadora masculina, en la que los trajes son siempre negros (frac, esmoquin…).

Sin embargo si tenemos que hablar de la moda en color negro, es necesario rescatar el nombre de Coco Chanel, la cual creó el llamado “pequeño negro”, un vestido negro corto, que servía para todas las ocasiones formales.

coco-chanel-moda

El gusto por el color negro en la moda viene por una cuestión simple; los vestidos y trajes negros poseen un efecto delimitativo, hacen que el que los viste destaque y adquiera importancia, dan a parecer que no necesita ornamentaciones de colores y que tiene la personalidad suficiente. El color negro da individualidad y es independiente de moda.

El color más objetivo: favorito de los diseñadores

From follows function” (La forma sigue a la función), es el lema del diseño moderno. Se refiere a que se renuncia a los ornamentos y a todo aquello que sea un mero adorno y cobran mayor importancia la objetividad y la funcionalidad.

Por esto en la moda es tan importante, al igual que el diseño: todo lo que representa el lujo, viene acompañado de negro, no se necesita nada más que lo complemente, el producto se muestra tal cual es. Todos los objetos que significaban el avance de la técnica y la sociedad eran negros: la televisión, los teléfonos, los ordenadores….

Si quitamos los colores a nuestros diseños, dan la sensación de que estos son más objetivos no necesitan nada que nos distraiga. Es como si una fotografía en blanco y negro tuviera mucho más valor documental. Al igual que en el cine. Algunos directores consideran que una película en blanco y negro es más objetiva. En este punto siempre me gusta resaltar “La lista de Schindler”, grabada en blanco y negro, en la que solo hay una nota de color, el abrigo rojo de la niña, que acentúa aun mas, la atención sobre la misma, y es la encargada de crear un sentimiento contrapuesto; en la crudeza de la realidad, vemos a una niña sin rumbo y es imposible que no nos demos cuenta de su presencia.

shindler-abrigo-rojo

Son muchas las identidades corporativas que son de este color. El color negro, en ellas representa justamente esa exclusividad y lujo del que hablamos. No hace falta mostrar nada mas, el logotipo representa elegancia y personalidad. Las personas que compran en esas tiendas poseen estas características.

publicidad-negro

Comentarios (1)

  1. Sin ninguna duda el negro es el más fascinante de los colores. Junto a todas esas connotaciones negativas que cita el artículo (y que son ciertas) también hay otras positivas: sensualidad, seducción…

    A mi, más allá de las modas, me fascina!
    Buen artículo.
    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *