Portátil para diseño web. Equipo para diseñadores

Cuando queremos renovar nuestro equipo, es adecuado pararse por unos instantes a preguntarse cual es el que mejor se adapta a nuestras necesidades. Y si nos dedicamos al diseño web, y el equipo que vamos a comprar es un portátil, a pesar de que nuestras posibilidades de elección se reducen, el abanico de opciones sigue siendo muy amplio. Aunque como ya sabéis, existen otros soportes que nos sirven como extra en nuestros proyectos.

Por todo esto, desde SiloCreativo os queremos echar una mano en vuestra elección, creando esta pequeña guía con los aspectos que debéis tener en cuenta antes de lanzaros a comprar un nuevo portátil. Ya que, aunque tener un buen equipo no nos va a convertir en mejores diseñadores, si que nos pueden facilitar y optimizar nuestro trabajo día a día.

Elegir un Sistema Operativo


Lo ideal, antes de incluso ponernos a mirar modelos, es decidir que sistema operativo queremos que usar en nuestro nuevo portátil para diseño web. Es posible que hayamos usado un SO de “forma tradicional” toda nuestra vida y nunca nos hemos planteado si es el adecuado a nuestras necesidades.

Por otro lado, también existe la opción de tener varios sistemas operativos en un mismo equipo, gracias a las máquinas virtuales, o teniendo un dual boot, por lo que, por suerte, no es una decisión cerrada. Nos centraremos en los cuatro principales que existen a día de hoy.

Windows

El sistema operativo más popular de escritorio, con un porcentaje que suele rondar el 90%. A pesar de que la aceptación de la última iteración del SO de Microsoft ha sido bastante buena, Windows 8.1 sigue siendo el más usado, existiendo un mercado bastante fragmentado, que va desde Windows 10 a Windows XP. Respecto a programas y herramientas, tiene la mayor variedad con respecto a otros sistemas, además de la heterogeneidad existente de equipos que se pueden encontrar en el mercado.

Mac OS X

Probablemente el sistema operativo más extendido en el mundo del diseño. Una de las cosas que hacen bueno al sistema creado por Apple es que, al estar disponible solo en sus equipos (aunque existan “trucos” como Hackintosh), la optimización entre hardware y software es total, y sus actualizaciones suelen ser gratuitas. Por desgracia, los equipos de Apple no son baratos, y el reemplazo de componentes, como pueda ser cambiar un disco duro, no suele ser una tarea sencilla.

Linux

Disponibles en multitud de distribuciones, Linux se va convirtiendo año tras año en un sistema más amable con aquellos que no son muy duchos con la informática: instalaciones simples mediante USB, tienda de aplicaciones… Y como digo, podemos elegir el sabor que mejor se adapte a nuestras necesidades. En contra tiene que muchos programas que se consideran básicos en el mundo del diseño, como puedan ser los creados por Adobe, no estén disponible de forma nativa en Linux, aunque existan opciones para hacerlas correr.

Chrome OS

El sistema operativo de Google quizás sea el más sencillo de los cuatro, ya que básicamente es un navegador Google Chrome vitaminado hasta convertirlo en un SO, por lo que es ideal si trabajamos con aplicaciones basadas en la web. Además, desde hace poco más de un año, también es posible instalar aplicaciones de Android, por lo que se abre un nuevo abanico de posibilidades, y quizás por esto, últimamente hay meses que se venden más equipos con Chrome OS que con Mac OS. Por desgracia, podemos echar en falta elementos básicos, como programas avanzados de diseño o editores de código.

Escoger unas especificaciones apropiadas para nuestro portatil

El siguiente paso que deberíamos hacer es tener claro cuales son las especificaciones esenciales que debe tener el equipo que vamos a usar. Y para ello, hay que saber cual es el uso que vamos a darle a nuestro portátil la mayor parte del tiempo.

Si nuestro lugar de trabajo está constantemente en movimiento, y vamos a cargar con nuestro equipo continuamente, lo mejor es buscar diagonales de pantallas de 13” o menos, o ultrabooks, para reducir el peso a la mínima expresión. Con especial atención a la duración de la batería, para que no nos quedemos colgados a mitad de un proyecto.

Y hablando de pantallas, una cuestión básica y que casi nunca se tiene en cuenta es el tema de brillo vs mate. Para esto, lo mejor es que pruebes ambos tipos por ti mismo, para saber cual es el que más te gusta.

La elección del almacenamiento también es importante, ya que el SSD nos da un plus de velocidad interesante que hace que nuestro ordenador arranque en pocos segundos. Aunque si queremos alta capacidad, la mejor opción sigue siendo un HDD, que ha día de hoy tiene un coste/GB más bajo.

Tampoco debemos olvidar el tipo de software con el que vamos a trabajar. Photoshop, Illustrator o After Effects son grandes consumidores de CPU y RAM, y si los usamos con asiduidad, debemos invertir en la gama alta de procesadores de Intel, o esperar la llegada de los nuevos Ryzen de AMD.

Seleccionar nuestro presupuesto

Y por último, pero no menos importante: hay que saber aproximadamente el presupuesto que tenemos para gastar en nuestro nuevo equipo. Moverse en un margen de precios, y buscar lo más adecuado a nuestros requisitos es esencial para que nuestra compra sea un éxito.

Hay que hacer un ejercicio de equilibrismo para compensar unos componentes con otros. Si buscamos ligereza y portabilidad, quizás desechar equipos con procesadores más potentes que tienen un mayor gasto energético. Si queremos potencia a toda costa, renunciar a equipos ultradelgados, que encarecen el precio final. O quizás tener una pantalla táctil sea un sobreprecio por una característica que no vamos a usar.

Algunos equipos recomendables para diseño web

Apple MacBook Pro

Apple MacBook Pro
Para los amantes de Apple. El portátil high-end de la compañía, que en su última versión incorporó una barra táctil que cambia según la aplicación que tengamos abierta. Pero como suele pasar con los equipo Mac, tiene un elevado precio, que podemos compensar si elegimos un versión anterior a la actual.

Consulta precios en la Apple Store

Microsoft Surface Book

Microsoft Surface Pro
Microsoft dió la sorpresa con este portátil, al cual podemos separarle la pantalla para convertirlo en una tablet. Con una pantalla de gran resolución, táctil, y tarjeta gráfica Nvidia, es uno de los más potentes de este listado. En contra tiene su elevado precio, y que en Europa es difícil de encontrar en todas las opciones disponibles.

Consulta precios en Amazon

HP Notebook 15-ay011nr

HP Notebook 15
Un equipo muy económico y ligero de HP, especialmente creado para entornos profesionales que no demanden mucha potencia gráfica. Si vamos a dedicarnos casi en exclusiva a programar, es una alternativa a tener en cuenta.

Consulta precios en Amazon

Lenovo Thinkpad P40 Yoga

Lenovo Thinkpad Yoga
Este portátil de Lenovo aúna potencia con una pantalla táctil, que podremos girar por completo para ponerlo en modo tablet. Eso sí

Consulta precios en Amazon

Asus Chromebook Flip

Asus Chromebook Flip
Una de las apuestas de Asus para Chrome OS. Ideal si queremos probar este SO pero no realizar una gran inversión. Si realizamos gran parte de nuestro trabajo con aplicaciones web, puede ser una gran opción.

Consulta precios en Amazon

Escrito por 

Apasionado del diseño gráfico 2D y 3D, y recién llegado al mundo del diseño web. Y como buen noob, descubriendo y aprendiendo cosas nuevas día a día. Actualmente, soy el eslabón perdido entre las dos grandes partes de SiloCreativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *