Consejos para imprimir color a los elementos de tu web

Read this article in English

Son muchas las ocasiones en las que hablamos del uso del color y de cómo este puede ayudarnos a transmitir aquello que buscamos. Su elección nunca puede ser aleatoria sino que tiene que estar perfectamente pensada y calculada porque si no la psicología de los colores no nos serviría para nada.

Ya hemos visto varios ejemplos de cómo el uso del color en el cine nos lleva a la atmosfera que el director necesita o de como tenemos que usarlo en nuestro logotipo para conseguir transmitir el sentimiento que queremos. Por eso hoy nos vamos a centrar en la web.

Hay lugares clave en los que el color debe ser usado de una manera o de otra y hay errores que no podemos cometer con los colores de tu web pero también hay espacios en los que podemos usar el color para conseguir que el usuario centre su atención y así conseguir llevarlo donde nosotros queramos.

Una web es un espacio muy amplio, y hay multitud de elementos y lugares en los que usar el color, por lo que dependerá de lo que queremos conseguir que lo hagamos en un determinado sitio y de una forma concreta. Hay que tener muy en cuenta es la fuerza que estos tiene, por lo que esta decisión, que a priori puede parecer sencilla, es muy importante y hay que tener muy claro como y donde usarlo.

Color en las imágenes

Normalmente cuando hablamos de color, pensamos en texto, ilustraciones o botones de la web, elementos que solemos diseñar, pero hay otros como las imágenes que tienen un papel fundamental Al igual que escogemos entre una u otra imagen por lo atractiva que nos resulte y por lo que nos transmita, es importante, que en esa elección tengamos muy en cuenta los colores de ella.

Estos deben de ir en consonancia con la web, de manera que una vez sepamos lo que queremos transmitir, imprimamos contraste si es lo que buscamos o bien mimeticen con la misma, si preferimos esta opción.

Por otro lado la posición de las mismas tiene que estar perfectamente pensada. Hemos de tener en cuenta en que partes de la web se centra el ojo, si en ese lugar queremos que esté el texto o la imagen y la forma en la que estos dos elementos van a combinarse.

color-imagenes-web

Antes de la elección de la imagen ten muy en cuenta que es lo que quieres conseguir con esta, si es un elemento de apoyo al mensaje o bien de contraste. No olvides que las imágenes tienen mucho poder, y que es tan importante saber exprimirlo como no pasarse.

El color en el texto

Como veníamos adelantando, otro de los elementos fundamentes es el texto. La importancia del color que le imprimamos en combinación con las imágenes y los demás elementos de la web conseguirán que se transmita el mensaje que deseamos.

De cualquier manera y como ya hablamos largo y tendido en este articulo, lo que sí es importante es que el color nunca deje de lado la legibilidad, por lo que los colores que usemos siempre tienen que permitir que se lea y por lo tanto que se transmita el mensaje.

De esta manera, podemos imprimir color a los títulos o los enlaces para que el usuario centre su atención en ellos, o transmitir un mensaje con un texto de color. Piensa que si tenemos un texto en escala de grises y aparece un elemento en color, la atención se centrara rápidamente en ese elemento. El texto da mucho juego y puede ser un buen elemento con el que “jugar” con los colores.

El color de los botones

También es un tema que hemos exprimido en numerosas ocasiones. Si el botón es una llamada a la acción, obviamente su color tendrá que destacar por encima de los demás elementos.

Pero también hay que tener cuidado con esto. Si estamos ante una web sin demasiado color y de repente damos color a un botón, hemos de ser conscientes en que rápidamente la atención se va a centrar en este, por lo que no hace falta destacarlo en demasía.

color-botones-web

El color siempre ha de estar de nuestro lado y para usarlo en nuestro beneficio. El diseño de los botones es un punto complicado, porque estos son un elementos muy importante en el desarrollo de una web, por lo que su color tiene que estar perfectamente definido y conseguir crear el efecto que deseamos.

El color como fondo

Hay veces en los que una imagen o una ilustración nos daría más fuerza de la que estamos buscando para nuestra web, por lo que recurrimos a fondos planos o degradados. Con ellos conseguimos que el ojo centre la atención, pero dependiendo del tono que le demos, de cabida a la atención de otros elementos.

A veces, lo que podemos hacer es incluir algún elemento de atención dentro del fondo plano, de manera que llevemos la vista del usuario hacia un punto concreto del mismo.

Conclusión

Al final, como decíamos en el inicio, la decisión de los colores que usemos en la web será de vital importancia, y en gran medida dependerá del éxito de la misma. Cuando diseñamos hemos de tener en cuenta ciertos factores, como la claridad, la legibilidad y la jerarquía de los elementos, para que cada uno de ellos ocupe el lugar que queremos y sobre todo cumpla la función determinada. El color que les imprimamos será el mejor compañero para conseguirlo.

Miremos los elementos de manera individual, pero sobre todo como un conjunto, de manera que cada uno de los apartados de los que hemos hablado en el artículo, concuerden entre si y el resultado sea una web, dinamina y creativa pero sobre todo que funciona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *