5 Consejos para dar Simplicidad a tu Diseño Web

Read this article in English

En numerosas ocasiones y en especial en las tendencias de este nuevo año, hemos hablado de la simplicidad. De la importancia de hacer diseños sencillos, minimalistas y directos que consigan llegar a nuestra audiencia y que por supuesto cumplan la función para la que fueron diseñados.

A veces hay tantas distracciones, que lo más difícil es conseguir esa simplicidad. Queremos incluir tantos detalles y estilos, que a veces se hace complicado saber qué es lo importante y comenzar con ello.

Ya que llevamos un tiempo hablando de logotipos, hoy vamos a ver cómo podemos introducir esa simplicidad en el diseño web. Como centrar nuestro foco, para que cada uno de los elementos que diseñamos no se alejen de esa simplicidad y el resultado sea el que queremos.

1. Escoge tu paleta de colores

Esto lo hemos visto de manera extensa en infinidad de artículos. Es MUY importante escoger una paleta de colores, una combinación de estos que hagan único y especial tu diseño y que lo conviertan en un hilo conductor.

Si lo recargamos de color sin ser necesario, hemos perdido toda la simplicidad que un buen diseño tiene que tener. En cambio, si escogemos una paleta adecuada a lo que queremos transmitir, nuestro diseño será único y no necesitará de mucho más para darse a entender.

2. Decide el número de páginas de tu web

Normalmente, una vez tenemos el diseño general de nuestra web, hacer nuevas páginas para esta, no es algo complicado. Solo tenemos que tener el contenido que queremos e introducir y darle un diseño similar. Pero antes de crear esa nueva página, deberíamos preguntarnos si es necesaria su creación.

Podemos crear un menú con submenús, y submenús dentro de esos submenús, de manera que tengamos acceso a muchas más páginas de las que podemos pensar, pero hemos de tener claro de si con ello vamos a perder la esencia, y el usuario por lo tanto, va a perderse en esa navegación.

Hay que tener claro que contenido queremos mostrar y decidir cuales son las páginas esenciales para ello.

Seguramente tengamos mucho que contar, pero antes de comenzar hemos de tener claro si esto va a interesar a nuestras audiencia. Cuanto más conciso sea nuestro contenido mejor que mejor. Nuestro lector no se cansará e irá al grano en la lectura.

De esta manera, no compliques la barra de navegación. Cuanto más clara y sencilla sea, mejor lo será para nuestro público y menos posibilidades de que se pierda en la navegación.

3. Importancia de la llamada a la acción

También este tema no es nuevo para nosotros. Que la página tenga simplicidad no significa que nos olvidemos de la importancia de los botones y la llamada a la acción. De hecho tiene que ocurrir todo lo contrario. Un diseño simple dejara descubierto estos elementos, que son los importantes.

No podemos hacer que se pierdan en una marabunta de contenido. Si tenéis algunas dudas sobre el diseño de botones o de “Call to action“, puedes verlo en estos artículos.

colroes-fondo-web-botones

4. Usa la tipografía a tu favor

Al igual que ocurría con el color, tenemos que usar la tipografía a nuestro favor para conseguir que nuestro diseño tenga simplicidad. Esto no quiere decir que tengamos que usar una tipografía sobria, sino que debemos tener claro que tipografía escoger para cada una de los elementos.

Recuerda que si puedes usar la combinación de dos o como mucho tres tipografías, mejor que mejor, y que debes tener claro, que tipografías puedes usar en títulos y cabeceras así como para texto de párrafo.

El buen uso de las mismas así como la combinación de ambas, serán en gran medida los encargados da aportar simplicidad a la web. La tipografía siempre tiene que ser un elemento que ayude y armonice con el diseño, nunca aquel que lo haga dificultoso.

Vigila también los tamaños de las mismas, en este artículo sobre legibilidad puedes hacerte una idea, y establece jerarquías. Que los tamaños de las tipografías hablen por si solos.

jerarquia-textos-wb

5. Los elementos de la web deben ser una ayuda

No solo de tipografías y colores podemos vivir (aunque nos gustaría). Normalmente para el entendimiento de una web necesitamos de imágenes e iconos que nos ayuden y complementen. Y estos, como no podía ser de otra manera tienen una parte fundamental al determinar la simplicidad de la misma.

Así, es importante tener muy claro el uso de los mismos y no usarlos por encima de sus posibilidades.

Quizá hemos encontrado un banco de iconos chulísimo, pero si en la parte de “aviso legal” no es necesario que los pongamos, mejor no usarlos ahi (seguro que hay otras páginas en las que son necesarios).

Si usamos en demasía imágenes o iconos, estamos recargando la web y dando a la misma un aspecto de recargo. Estos elementos tienen que complementarla, pero nunca a pasar a tener más importancia de la estrictamente necesaria.

También es conveniente decir, que no por ello deben a aparecer en lugares sin protagonismo, a veces serán el elemento principal y entonces no podemos quitárselo con colores o tipografías que la empequeñezcan.

Conclusión

Aunque pueda parecer difícil, la clave está en dar a cada elemento su sitio y que este lleve el papel principal. No hay que agobiarse con los espacios en blanco, porque a veces estos son el hilo conductor, y tener muy claro que es lo que queremos decir, y la manera en la que podemos hacerlo.

Alcanzar la simplicidad no será difícil si tenemos claros estos conceptos. Necesitamos jerarquizarlos, y entender cuál es el sitio de cada uno de ellos.

Como ya dijimos en el caso de los logotipos, la simplicidad no se refiere a que el diseño este falto de contenido, sino todo lo contrario. Un buen diseño no necesita de ornamento para cumplir su función.

Comentarios (4)

  1. Gracias por todos estos consejos prácticos para lograr una diseño minimalista. Pues ayuda a que los sitios web sean mas económicos en varios sentidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *