Diseño de un bautizo

diseno-bautizo

Este encargo vino de un cliente que en el bautizo de su hija, quería regalar un detalle a sus invitados. Algo que no fuera lo “típico” de este tipo de eventos, y que fuera sobre todo muy personalizado.

De esta manera, con las directrices que el cliente nos había dado, y con varios elementos, intentamos realizar un regalo personalizado para que los invitados tuvieran un recuerdo y a la vez los clientes pudieran llevarse algo más de ese día.

En este caso nos ocupamos del diseño de varios elementos que detallamos a continuación. Normalmente, solemos hacer una entrevista a la familia para conseguir personalizar el regalo y en este caso, ya que ellos querían un diseño muy cercano, se consiguió. Así, los materiales principales que usamos fueron: papel craft, washi tape, sello de caucho, papel de acuarelas e hilo de cáñamo.

EL LOGO: El elemento principal y más importante fue el logo de Lucía. Al hacerlo sobre un sello de caucho se convirtió en un regalo para la niña, que en el futuro pudiera usarlo y no solo guardarlo como un recuerdo. Diseñamos a la vez el mango sobre el que se pegaría este sello para que fuera más sencillo usarlo. Usamos “pasta de papel”, un moldeable parecido a la plastilina y que cuando seca endurece.

LA ETIQUETA: Gracias al washi tape, convertimos unas “etiquetas” confeccionadas con papel de acuarela en un complemento ideo para la bolsita de regalo. Fue tan sencillo, como poner el sello de Lucia y una cinta de washi tape que le diera un acabado más original.

 LA BOLSA: El elemento que en un primero momento parecía que podía ser el más importante (puesto que sería el regalo en sí) se relego a un papel segundario, para dar paso, como ya he mencionado antes, a la etiqueta con el logo. En el interior de las mismas el cliente determino que se introdujeran chucherías. Por otra parte, el material con el que se hicieron las mismas fue el papel craff, por su sencillez y versatilidad, es capaz de conseguir crear distintos elementos, dando una visión de profesionalidad, que se puede complementar en algunos casos con otros elementos.

A parte, para crear el “stand” en el que se pusieran las bolsitas, se diseñaron personalizadas, dos bandejas. Sin embargo tras un problema con el catering de última hora hubo que cambiar los planes y las bolsitas fueron las encargadas de definir el lugar que cada invitado ocuparía en la mesa.