5 Consejos para ser un Mejor Diseñador (y no morir en el intento)

Read this article in English

Sé que todos los trabajos son complicados, y que tienen días mejores y peores, pero como yo solo conozco el mío, solo os puedo hablar del trabajo de un diseñador! A mí me encanta mi trabajo! No puedo ser más feliz! Pero claro, dentro del trabajo diario hay momentos mejores y peores y son muchos los días en que no todo “pinta color de rosa“. Uno de los problemas principales ante los que se enfrenta un diseñador, es la falta de creatividad. Hay días en que puedes estar al 50% sin problemas, pero otros se requiere el 100% y a lo mejor tu cargador esta medio vacío…. ;(

Es algo común, no todos estamos al siempre a tope en el momento en el que nos ponemos a diseñar, y por eso si seguimos unos pasos a diario, conseguiremos que en esos días un poco más bajos y tengamos algo sobre lo que partir.

De cualquier manera, el cerebro es un músculo y debemos entrenarlo! Debemos estar siempre atentos a todo lo que pasa a nuestro alrededor, porque todo puede ser una fuente de inspiración. Debemos ser como niños que están abiertos a cualquier estímulo 😉

Así que ahí van mis consejos para ser un buen diseñador (o al menos intentarlo) y de paso ser algo más feliz! 😉

1. Todo puede ser tu fuente de inspiración

Lo venía diciendo, si no estás con los ojos abiertos en tu entorno, posiblemente te pierdas gran parte de las cosas que podrían inspirarte. Todo puede ayudarte, desde un trabajo de diseño que te gusta y otro que no te gusta, hasta la música, el cine o quizá la naturaleza. Hasta de un trabajo que no te gusta puedes extraer una idea que luego te lleve a conseguir un proyecto.

Es muy importante leer blog relacionados con tu trabajo, en este caso de diseño y WordPress para estar a la ultima en las noticias. Siempre hay que tener a mano las tendencias del último año. Es muy común tener alguna herramienta como puede ser Feedly en la que ir guardando blogs que nos interesan para leerlos.

2. Intenta algo nuevo

La rutina, que es la encargada de ponernos los pies en la tierra y darnos un poco de seguridad o calma, también puede ser nuestra enemiga cuando nos dejamos guiarnos solo por ella.

Por eso es importante salir de la rutina, busca nuevas tendencias, haz algo que normalmente no haces… párate a pensar! Seguro que solo la búsqueda de esto que es nuevo para nosotros es capaz de abrirnos un poco la mente.

Hay que estar en constante cambio!

A veces, no exploramos nuestras herramientas de trabajo al máximo, pues estamos acostumbrados a hacer las cosas de una determinada manera y no queremos perder tiempo en aprender otra. Sin embargo, es muy importante dar oportunidades, hay que invertir tiempo en mejorar, en formarse y en intentar actualizarse.

En el diseño, lo que ayer era tendencia hoy puede ser “imposible de mirar”, por lo que si no estás dispuesto a intentar cosas nuevas, es probable que te quedes atrás.

3. Fíjate en los detalles

Dicen que los detalles marcan la diferencia y es cierto que es así! A veces el detalle está en distinguir dos tipografías serif, que no todos son capaces de hacerlo, pero si lo haces verás que ese detalle son los que las hacen especiales. Quizá es la curvatura de uno de sus caracteres, o quizá el ángulo con el que acaban las minúsculas.

Al igual que hablábamos en el post de los botones, los detalles son los que marcan la diferencia, y para diferenciarte, debes de tener en cuenta esos detalles.

Hasta dos cosas que se pueden parecer tienen algo diferente. Las tipografías y el color son dos elementos que nos ayudan a dar ese detalle. Como siempre decimos, “rojo” no es lo mismo para ti que para mí, y la diferencia entre ambos es la encargada de dar el detalle que necesitamos.

4. Oír al cliente y oírse a si mismo

Claramente cuando trabajamos para otros tenemos que respetar los deseos de estos, sin embargo, también hemos de dar nuestra opinión. A veces, aunque crees que el cliente tiene las ideas muy claras, tu le das otro punto de vista, que hace replanteárselo y por supuesto verlo desde tu lado. Como mucho te ganas un “no, mejor de mi manera”, pero tu ya has soltado la idea y quizá es el primer paso para darle forma, si no para este proyecto para otro.

En general, las ideas siempre han de ser bienvenidas, por lo que no es muy recomendable callar al yo interior. Eso que dicen “hablando se entiende la gente” normalmente se lleva a cabo y es muy satisfactorio. A lo mejor algo que propones a un cliente, luego te sirve para otro distinto. Las ideas siempre están ahí por lo que es importante apuntarlas y reutilizarlas.

5. Aprecia el trabajo de tus compañeros de profesión

Además de poder llegar a ser un apoyo, cuando se tiene dudas, el trabajo de un compañero también es una fuente de inspiración. saber qué es lo que están haciendo tus colegas, te puede hacer ver en que ámbitos se está moviendo el diseño en estos momentos.

Lo decíamos en el punto uno y lo repetimos en este, lee blog y revistas de cosas que no están muy relacionadas contigo pero también de colegas de profesión. Todo, en algún momento u otro nos va a servir. Y no quedes solo en los de tu idioma. Es importantes saber que se está haciendo en otros países europeos, EEUU… Es normal que si trabajas para clientes en España, dejarte guiar por las tendencias más locales, pero al final estamos trabajando en un mundo global, y las tendencias son cada vez mas globales.

Y cuando tengas dudas sobre algo, seguro que hay compañeros que han pasado por lo mismo, hay muchos foros en los que se resuelven dudas, sino tienes a nadie cerca para preguntar.

Espero que os sirva de ayuda!

Escrito por 

Dibujo, pinto y hasta a veces coloreo en SiloCreativo. Además como desde pequeña quise ser escritora, con este blog cumplo mi sueño y escribo para compartir lo que voy aprendiendo. ¿Que tienes alguna duda? Pues aqui estoy!

Un Comentario en “5 Consejos para ser un Mejor Diseñador (y no morir en el intento)

  1. Juan | icono png

    Darse el tiempo para leer estos post, si valen la pena. Personalmente antes trabajando corriendo contra el tiempo en el diseño de mis clientes, ahora me tomo un tiempo para pulir mas detalles, como dicen también escuchar al cliente entre otras cosas complementarias.

    Es sabio aprender a escuchar para ser escuchado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *